dissabte, 16 de juliol de 2016

L'Esperit Sant


Josep Otón: La Mística de la Palabra

Con el Espíritu Santo la Teología no es un ideario desfasado ni una elucubración sin fundamento, sino la explicación razonada y razonable de una experiencia inefable, que aún desbordando nuestros esquemas mentales, genera pensamiento, produce ideas, abre nuevos horizontes.

Con el Espíritu Santo la liturgia no es un simple formalismo, ni un protocolo anacrónico, sino la expresión visible de acontecimientos trascendentales e intangibles, capaces de ser fuente de inspiración, de convertirse en un torrente de creatividad y de embellecer la existencia.

Con el Espíritu Santo, la comunidad de creyentes no es una asociación piadosa ni una organización eficiente, sino la imagen del Dios trinitario (…)

Con el Espíritu Santo las normas no son cortapisas que constriñan la libertad humana, sino destellos de sabiduría, pistas que nos ayudan a vivir iluminando los conflictos y orientando nuestra manera de actuar.


Con el Espíritu Santo, el Evangelio no es un relato fabuloso, ni un recuerdo que genera nostalgia, sino un camino abierto por el que podemos transitar en busca del Absoluto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada