dilluns, 29 d’agost de 2011

Fe y ciencia


Del libro de Viktor Frankl : " La presencia ignorada de Dios. Psicoterapia y religión "

Del mismo modo que la dignidad del hombre se funda en su libertad, una libertad que llega hasta el no, es decir hasta el punto en que el hombre puede incluso decidirse a cerrar sus puertas a Dios, así también la dignidad de la ciencia descansa en esa libertad incondicional que garantiza a la investigación su propia independencia; si la libertad humana está garantizada hasta el no, también la libertad de investigación ha de garantizarse, aún a riesgo de que sus resultados puedan llegar a estar en contradicción con la verdad de la fe. Porque solo de esta investigación militante puede surgir el triunfo consistente en una ordenación incontestable de sus resultados dentro de la verdad de la fe, que los sitúa en un orden superior.

Cuanto menos se aplique la psicoterapia a convertirse en servidora de la teología, tanto mayores serán los servicios que de hecho podrá prestar a esta última. No es menester, en efecto, ser sierva para poder servir.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada